Creatividad estrategia innovacion
Volver > <

Artículo

La creatividad como valor diferencial

En el día a día, nos encontramos ante un gran número de problemas que, en la mayoría de los casos, se resuelven gracias al predominio de la lógica y el razonamiento.

Desde el punto de vista empresarial, además de dominar un pensamiento analítico, hay que tratar de aportar un valor añadido a los usuarios, que conduzca a la diferenciación. Esto se consigue a través de la creatividad, instaurandola como un pilar básico que nos conduzca a una estrategia de innovación.

¿Qué entendemos por creatividad?

La creatividad hace referencia a la capacidad humana para obtener nuevas conclusiones y resolver problemas desde un punto de vista diferente y original. Es decir, el objetivo es dejar atrás los modelos tradicionales, y para ello, implica cambiar las reglas del juego, modificar la manera de pensar, comunicar y actuar.

El principal freno es guiarse por la efectividad de una acción y presentar una gran rigidez a la hora de plantear diversas alternativas. Cuando se lleva a cabo un planteamiento, y éste obtiene los resultados deseados, no miramos hacia otro lado, sino que nos dejamos llevar por los resultados y no pensamos que dicho método de obtención puede ser igual que la estrategia llevada a cabo por el resto de actores del mercado.

Ejecutar una idea, una estrategia, un producto o servicio, con creatividad asegura una diferenciación inmediata y, seguramente, el levantamiento de una fuerte defensa de cara a posibles competidores.

¿Por qué es necesario ser creativo para innovar en el mundo empresarial?

Si atendemos al lanzamiento de un producto de gran calidad, el atractivo de mercado dependerá en gran medida de su presentación, y se deberá transmitir su principal atributo, la calidad. Así, deberá presentar un envase original, que capte la atención y origine sorpresa en los consumidores, en definidas cuentas, debe presentar una fuerte creatividad e innovación para poder diferenciarse del resto.

En la actualidad, nuestra mayor posibilidad de innovar, gracias a la creatividad, reside en el entorno online. Si aplicamos este valor creativo a una nueva web corporativa o una estructura innovadora de una tienda online, conseguiremos aportar un valor añadido a los usuarios, aumentando las posibilidades de decisión frente a nuestro producto o servicio.

Resumiendo, desarrollar una idea de forma creativa aporta un gran valor diferencial para los usuarios, sobre todo a la hora de dirigir nuestra oferta y comunicación en la red. ¿Por qué esperar a que otro se adelante? ¡Cambia las reglas con nosotros!

Artículos relacionados:

¿Buscas una solución creativa?

Contacta